Talleres ♦ 2015.11 – Miguel Conejeros « MAM CHILOÉ

Talleres ♦ 2015.11 – Miguel Conejeros

IMG_2277Talleres en Residencia MAM Chiloé noviembre 2015 – Miguel Conejeros y Pablo Mellado

En Noviembre de 2015 Miguel Conejeros y Pablo Mellado realizaron una residencia en el MAM con el objetivo de registrar imágenes y sonidos para su exposición en el MAM durante el verano en la Muestra Anual Nº28.

El encargo: una pieza musical para el MAM / Corriendo a buscar la grabadora y un par de pilchas para lo que pueda ser la noche chilota. Avión. Cielo despejado,  bajada atravesando nubes y aterrizando en Puerto Montt. Ahora  en tierra el cielo es gris y encapotado; siempre amanece feo en Puerto Montt, igual que un amigo mío. Suzuki Celerio pintado con brocha y al canal de Chacao. Cruce y primeras tomas; ya soy un extraterrestre, un alien en busca de los sonidos de la isla. Me miran raro. La máscara antigravitacional facilita el aislamiento, respiro mi propio aire, mi propia contaminación; voy a lo que voy y me siento como los primeros colonos que llegaron a Chiloé. Dicen que las quilas llegaban hasta la orilla del mar, que cubrían toda la isla. Que la naturaleza en este fin de mundo no da concesiones. Modo Rec grabándolo todo, todo el espacio sonoro que mis audífonos amplifican; las pisadas sobre la arena, los crujidos de las nalcas, el rozar del pasto y las murras, a lo lejos el canto de las bandurrias y los choroys. Unos perros ladran, voces lejanas de niños jugando, el omnipresente mar interior, los riachuelos, las vertientes de agua que corren como buscando el poncho que perdió el diablo por estas latitudes.

Recojo un puñado de tierra, que también canta , todo esta vivo, lleno de vida.

Todo es una gran sinfonía que no merece modo pausa. Sigo. Llego al MAM , la hospitalidad es cálida y cae la noche. Pausa, ahora si que si. Sueño profundo; sueño con rituales ancestrales, con una playa desierta y con una cabeza de chancho, que me habla. La cabeza ahora esta sobre mis hombros, veo mi imagen porcina reflejada en el agua cristalina de un arrollo…de donde viene todo esto?. Despierto de un salto. Son las 4am y el itinerario marca Cucao como nueva parada. Paso por una carnicería me regalan una cabeza de chancho, quiero que me hable que cante en mapudungun, que me diga algo que me devuelva a ese inquietante sueño. Llegando a la costa, mar abierto suelo crujiente de conchas de machas, choritos y coyofes. Todo queda en la tarjeta sd de la grabadora, el micrófono hecha humo y la cabeza de chancho pasa volando ante mi mirada atónita; se posa en un totem olvidado en medio de la inmensa playa. El ritual cobra vida. Se acercan varios huilliches, ojos blancos ponchos hilados. Cantan hipnóticas melodías improvisadas. No entiendo nada. Estamos todos felices. Chicha, milcao y chapalele. Fuego, prendemos fuego y tiramos la cabeza de chancho a las brazas. Sentados en semicírculo nos la comemos humeante y sabrosa. Los perros dan cuenta de los restos; también grabo; todo registrado, capturado, apropiado. Los hombres se alejan, sus pasos retumban en mis oídos. Las tripas digieren lo comido y bebido. Mas sonidos, el viento, las llamas que aún se mueven. Lluvia , viene la lluvia y me moja de los pies hasta la máscara. No puedo ver, voy ciego y solo el audio muestra el camino de regreso. El Suzuki negro pintado con brocha ahora era una carreta tirada por bueyes con ruedas de palo. Voy regresando, cruzo el canal de chacao dirección norte. Bording pass. De vuelta al planeta digital, la memoria llena. Enciendo el Mopho, el mochika y el Korg; Roland pide paso y el computador cocina sutilmente a fuego lento el brebaje sonoro extraído de la tierra sureña.

DSC03261

La entrega: el registro esta vivo, cobra vida. KAFKÜDENGUN es la palabra mapudungun que significa “hablarle a uno al oído”, exactamente lo que hizo conmigo la misteriosa isla de Chiloé y esa es la historia susurrada que ha quedado plasmada en esta pieza musical.

Miguel Conejeros, Enero 2016

Conoce parte del trabajo “KAFKÜDENGUN” (05-WELUKONKELEN):

 

Portada Miguel OK